x
Cine
Ciudades
Sugerir
Cartel de Tomboy

Tomboy

Ver trailer

Laure, una niña de 10 años, se muda con sus padres y su hermana pequeña a un nuevo vecindario. Allí pasa un verano animado entre juegos y nuevos amigos. Sin embargo Laure tiene un secreto: se hace pasar por un chico llamado Michael. Todo se complicará aún más cuando una amiga se enamore de Michael

Sinopsis

Laure, una niña de 10 años, se muda con sus padres y su hermana pequeña a un nuevo vecindario. Allí pasa un verano animado entre juegos y una pandilla de amigos que enseguida le acoge. Sin embargo, Laure tiene un secreto: se hace pasar por un chico llamado Michael de espaldas a sus padres. Todo se complicará aún más cuando una amiga se enamore del que cree que un niño diferente a los que ya conocía del barrio: ¿Podrá Michael hacer creer a los demás que es en realidad Laure? ¿Qué psará cuando se descubra su engaño?

La película, dirigida por Céline Sciamma,  consiguió el Premio Teddy del pasado Festival de Berlín y con el Premio del Público en el Festival de Gijón. Es el segundo film de la realizadora francesa tras 'Naissance des pieuvres', que fue seleccionado en la sección Un Certain Regard en el Festival de Cannes de 2007.

Última crítica

  • 01/05 a las 11:38

    Picture

    Miriam Lagoa Vidal

    Preadolescencia y ambigüedad sexual

    La directora francesa Céline Sciamma construye con aparente sencillez su segunda película pero 'Tomboy' va mucho más allá. Detrás del deseo de Laure de no ser una niña y que todos la vean como el niño Michael se esconde también un relato de despertar a la vida. Con rasgos que recuerdan al cine de los hermanos Dardenne y planteada casi como una preadolescente y tierna 'Boys Don't Cry', 'Tomboy' se acerca con mucha sensibilidad al desconcierto que experimenta la protagonista que siente que vive en el cuerpo equivocado justo cuando está empezando a entrar en la época de mayores cambios.

    Laure/Michael acaba de mudarse con su familia (feliz) a un nuevo barrio donde la protagonista no tarda en hacer amigos. Los primeros minutos juegan con la ambigüedad del personaje, que se comporta como un chico fuera de casa y no tiene problemas en dejarse llamar por su nombre de chica de puertas adentro. El relato mantiene la intriga con la pregunta del qué pasará cuando se descubra su secreto de Laure. El conflicto, desprovisto de cualquier dramatismo innecesario, aparece cuando colisionan estos dos mundos y Laure/Michael se tope por primera vez con el peso de las convenciones sociales y se tenga que enfrentar a sus primeras decisiones sentimentales como una niña que se siente y actúa como un niño.

    Además de la forma como está contada la película, casi un cuento sobre los últimos días del verano y la infancia, destaca el trabajo de su joven protagonista, capaz de transmitir toda la sensibilidad que le pide la película a través de sus gestos y miradas.

+Escribir crónica

Ver todas (1)